¿Sabías que vivimos expuestos a un montón de sustancias químicas  que alteran el equilibrio hormonal y endocrino? 

 

A estas sustancias se les llama disruptores endocrinos y son capaces de afectar al correcto funcionamiento de nuestros sistemas y afectar así de manera negativa a la salud.

La exposición a estas sustancias de forma continuada puede provocar: 

– Enfermedades neurológicas

-Trastornos metabólicos

– Cánceres relacionados con el sistema endocrino (cáncer de mama, ovario…)

-Depresión del sistema inmune

-Problemas cardiovasculares

-En la mujer además pueden tener efectos como la endometriosis, alteraciones del ciclo menstrual, alteraciones en la fertilidad…además de mayor prevalencia  de enfermedades como fibromialgia, fatiga crónica, sensibilidad química múltiple por exposición a estas sustancias.

-Estas sustancias químicas también afectan a la salud de la fauna silvestre y esto a la larga se traduce en menor éxito de reproducción y por tanto  pérdida de especies y de biodiversidad.

Existe algo de legislación al respecto pero todavía falta mucho por hacer, el tema está difícil  ya que afecta a muchas grandes empresas, pero puedes empezar poniendo tu granito de arena por dos motivos: por un lado exponerte lo menos posible a los disruptores endocrinos que dependen de tu consumo y por otro lado evitar la compra de productos que contengan estas sustancias par así entre todos reducir el consumo y que las empresas a la larga se vean obligadas a encontrar nuevas fórmulas.

 

¿Cuáles son estas sustancias?

aquí te explico algunas de estas sustancia y donde se encuentran:

 

 

Bisfenol A: Si utilizan en pinturas y plásticos con resinas epoxi y policarbonato. Se pueden encontrar en las latas de conservas, envases y utensilios de cocina

Ftalatos: Son plastificantes que se encuentran en juguetes, textiles, moquetas, cortinas, envases…

Compuestos perfluorados: Compuestos antiadherentes como el PFOS o el PFOA, comunmente utilizados en utensilios de cocina, hilos dentales, moquetas…

Alquifenoles: Utilizados en detergentes y en ropa

Parabenos: usados en cosmética e higiene, por ejemplo cremas, desodorantes, maquillajes…

Y un largo etc: Pesticidas organoclorados, dioxinas policloradas, bioretardantes bromados, aditivos alimentarios…

 

disruptores

 

 

Desde que leí sobre el tema he intentado ir poco poco tomando decisiones más conscientes para ir cambiando mis productos por otros que no contengan estas sustancias. Empecé por los productos de higiene y belleza, comprando todo sin plástico y con componentes naturales, después cambié mis sartenes y utensilios de cocina, detergentes y productos de limpieza…. y poco a poco iré retirando todo lo demás. La cuestión no es volverse loca y comprarte todo nuevo en un solo dñia, si no a medida que lo vayas necesitando ir tomando decisiones más beneficiosas para tu salud. Te dejo aquí mis recomendaciones para en 5 pasos ir retirando estas sustancias disruptoras: 

 

  1. Educación: lee, investiga, fórmate una opinión propia y así serás más consciente de los disyuntores endocrinos y cómo estos afectan a la salud.
  2. Inventario: haz una lista de los productos que están en tu casa y tu día a día que pueden contener estas sustancias (piensa también en alimentos que puedes consumir de manera habitual como latas, verduras y frutas sin pelar…)
  3. Opciones: busca que opciones tienes para sustituirlos y decide qué opciones van más contigo y tu situación.
  4. Compra: cuando esos productos se vayan acabando o vayas necesitando renovarlos, toma mejores decisiones a la hora de hacer comprar unos nuevos.
  5. Fuera de tu casa: una vez eres más consciente de que estas sustancias afectan a tu salud y se encuentran en muchos productos, aplícalo también a lo que consumes fuera de casa, apoya la innovación en productos sanos y empresas que cuidan la calidad del producto.

 

Puedes leer más sobre el tema en: 

www.ecologistasenaccion.org

www.libresdecontaminanteshormonales.org

http://www.endocrinedisruption.com

Libérate de tóxicos: Nicolás Olea

Nuestro Futuro Robado: Jhon P. Myers